La posada

A las faldas de Peña Isasa y Peñalmonte divisamos una pequeña localidad de unos 200 habitantes; Préjano. Justo a la entrada del pueblo en una estancia privilegiada por sus vistas, encontramos un enorme laurel de más de 200 años.

Junto a  él hay una casona recientemente restaurada, conocida como La Posada del Laurel. Es este un paraje sosegado y silencioso, que ofrece días despejados y noches de cielo raso, de  firmamento estrellado en todo su explendor.

Pasamos la verja; el laurel nos da la bienvenida. Un enorme jardín asfaltado. La terraza principal. El porche invita a sentarse y tomar algo. El entorno, su tranquilidad, prometen una buena charla, distensión, humor, relax.

El restaurante, se divide en dos estancias: el primer comedor y el exterior; un porche cubierto por enormes ventanales, desde donde disfrutamos del poderío de Peña Isasa, resguardados al calor de una chimenea.

La cocina, en frenética actividad  donde un equipo de cocineros, liderado por El chef Dámaso Navajas, se esmera  por superar la calidad, el reconocimiento y el prestigio que cada día más, está adquiriendo nuestra cocina.

El salón, amplio,apartado del restaurante, ofrece al visitante un lugar apacible,confortable, privado. Está provisto de chimenea, hilo musical, televisión por cable y una pequeña biblioteca. Un momento de tranquilidad, una amena reunión social... el lugar acompaña a la ocasión.